viernes, 9 de noviembre de 2012

Verte...



Verte... sólo con verte nena
aire se vuelve mi alma;
una brisa suave y serena
que aviva el fervor de tu llama.

Cuando te veo, dulce jazmín,
de palpitar deja mi corazón,
al contemplar ese bello carmín
que adorna tus labios de bombón.

Verte... sólo con verte, princesa,
vuela una lágrima de amor,
esa que lleva mi pasión impresa
con tu enamorado resplandor.

Cuando te miro, hermoso lucero,
mi cielo se llena de sentimiento,
escapando de mi un lindo te quiero
que cautiva a tu tierno pensamiento.

Sólo con eso... sueño, vivo y muero...
anhelando ser un ángel eterno
que guarde tu aliento hechicero.

A.V. 8-11-12

4 comentarios:

  1. Con solo VERTE es posible ese sentimiento.
    Muy bello
    Beso

    ResponderEliminar
  2. Enamorado de un rostro que te inspira a escribir desde el corazón!
    Muy bello, te dejo un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Una mirada y la vida llama...

    Precioso

    ResponderEliminar